Nos hacemos eco de la noticia publicada en la web de Team Rock por sus implicaciones en contra de la igualdad de género en el rock. En el pub Doctor Brown en la  ciudad inglesa de Middlesbrough se ha prohibido tocar a las bandas femeninas, afirmando que sus clientes no creen que las mujeres puedan cantar canciones de rock.

La dicisión adoptada por el pub ha provocado las más airadas críticas por la polémica suscitada, pero parece ser que la dueña del lugar, Paula Rees, ha defendido esta postura basándolo en que se trata de “asuntos de negocios” y que “sus clientes habituales no aparecerían por allí si una mujer se sube al escenario”.

En declaraciones al periódico local The Northern Echo, la señora Rees, comentó que “En el pasado traíamos cantantes femeninas y a los clientes no les gustaba. Somos un bar de rock y ellos no creen que las mujeres deban cantar canciones de rock masculinas. No tiene nada que ver conmigo, son los clientes habituales del pub que vienen todas las semanas, quienes no entrarán si hay una cantante”, apostilló la directora del pub.

Rees informó que la regla se relajará para una cantante que traerán el próximo año, y considerando esta idea si hubiera artistas que pudieran garantizar una gran cantidad de público, pero insiste en que la prohibición general se mantendrá, añadiendo que “Tenemos que mantener contentos a nuestros clientes habituales. No soy una fanática del rock, así que no puedo juzgarme a mí misma, pero me han dicho que algunas mujeres pueden cantar y otras no, pero no lo que no pueden es cantar rock pesado. Si ponemos un póster y nuestros clientes saben que hay una mujer en la banda, no les darán ninguna oportunidad. Son quienes me hacen ganar el pan y no podemos arriesgarnos a que entre nadie “.

La vocalista Hannah Sowerby, que encabeza Revenant and Syndicate 66, dice que sus actuaciones fueron canceladas después de que el pub descubrió que era una mujer. “No se me ha permitido tocar porque soy mujer, a pesar de que mi banda puede atraer a mucha gente. No te gustaría que la gente dijera que no les gustan las bandas masculinas, porque no todos los cantantes masculinos son iguales, al igual que no todas las cantantes femeninas son iguales. Es una actitud sexista y no hay excusa para ello en 2017, cualquiera pensaría que ya lo habíamos superado”.