Aunque no es la primera vez que las redes sociales y, en general, el mundo de la música se alteran cual adolescente por una noticia relacionada con Tool, parece que en esta ocasión la cosa es para tomársela en serio.

Once años después de la publicación del mastodóntico 10.000 Days, Maynard James Keenan y compañía parecen estar perfilando los últimos detalles de un nuevo álbum. Aunque por supuesto, esto ya nos resulta bastante familiar. Sin duda esto ya parece el cuento de Pedro y el lobo.

El último en hablar del esperado y ansiado nuevo álbum de una de las bandas más importantes de la historia del metal ha sido el propio bajista de la banda, Justin Chancellor, quien ha afirmado en una entrevista a Metalsucks que el nuevo álbum ‘está como al 90%’.

‘Ha sido como un proyecto científico alocado, como una especie de placa Petri. Hemos sido bastante quisquillosos sobre lo que incluir en el álbum y queremos sacar un disco totalmente único. Tenemos un montón de material en el que sumergirnos, así que la verdad es que ha sido un proceso un poco distinto al de la última vez’, comentaba el bajista de la banda sobre la composición del nuevo álbum.

Lo cierto es que fue precisamente el propio Chancellor el pasado mes de septiembre quien comentó en una entrevista a Top Guitar, que el nuevo álbum de Tool ‘se está cocinando y va a ser increíble’, añadiendo que ‘solamente confiad en lo que os digo, va a ser impresionante, va a suceder, está en el horno, se está cocinando’.

Tristemente todo esto nos da que pensar. Sobre todo tras lo que ocurrió hace unos meses con A Perfect Circle. Cuando ya todos confiaban en la finalización de un nuevo álbum, Keenan desmintió todos los rumores y especulaciones afirmando que no tenían nada preparado. Esperemos que la historia no se vuelva a repetir. Simplemente, por respeto.