¿Cómo está yendo el estreno de Full Moon Scorpio?

La verdad es que el disco está teniendo una muy buena acogida, tanto a nivel de críticas como en ventas. En Alemania incluso nos han destacado como disco del mes en la revista Deaf Forever, una de las más prestigiosas dentro del heavy metal y derivados. No podemos quejarnos, parece que está gustando bastante. ¡Ahora toca descargarlo sobre todos los escenarios que nos sea posible!

Cada vez sonáis más “clásicos”, más esenciales. ¿Cómo sentís esto de la “retromanía”?

La música que hacemos es la que nos sale y la que queremos hacer en cada momento. Con esto quiero decir que no encaramos la composición de los temas como un ejercicio “retro” o de cualquier otro tipo. Simplemente es nuestra música, nuestras canciones. Si que se puede ver una evolución del primer disco a éste, es inevitable, ya que continuamente estamos ensayando y probando cosas nuevas. Y quizá esa evolución haya ido en esa dirección que señalas. Nosotros lo vemos como un paso adelante, nos hemos tomado todo el proceso compositivo y de grabación mucho más en serio y con más calma. El primer disco se grabó por la necesidad de tener algo que ofrecer, ante la buena respuesta que obtuvimos en la etapa previa de iniciación y arranque de la banda. No dejaba de ser una colección de todo lo que teníamos hecho hasta ese momento, y nos pudo un poco la prisa en cierto modo, mientras que en este nuevo album todo ha ido encaminado desde el principio al objetivo final de grabar el mejor disco dentro de nuestras posibilidades.

Parece que el hard rock y el stoner, si no es en público, al menos en cuanto a bandas está más vivo que nunca. En nuestro país hay decenas repartidas por toda la geografía con una calidad más que notable. La pena es que igual que surgen, desaparecen.

Parece ser un buen momento para el rock denso, sí. Lo cierto es que hemos tenido la oportunidad de conocer y tocar con bandas de toda la geografía estatal, y hay auténticas bandazas como Saturna, Santo Rostro, Acid Mess, Last Fair Deal, etc. Además, con alguna de las citadas nos une amistad o noches de juerga o todo a la vez.

 Últimamente estoy ojo avizor con las buenas voces dentro del rock, y he decir que la de Ian (Ignacio Solaetxe) es un vozarrón como la copa de un pino. En la época dorada del rock los cantantes hacían gala de unas capacidades inusuales, que ahora quedan en un segundo plano. ¿Creéis que se ha perdido la calidad en la voz de las bandas en detrimento de una mejor ejecución de otros instrumentos como la guitarra o la batería?

Es curioso, cuando pensé en montar esta banda hace 4 años lo primero que tuve claro es que quería una voz melódica, con carácter, y potente al mismo tiempo. Cuando oí cantar a Ina todo encajó en mi cabeza, era sencillamente perfecto para lo que fuera que tuviera yo en la cabeza en ese momento, y no dudé en invocar su presencia, con la suerte de que se mostró interesado en la idea de la banda. Además es un fuera de serie en el escenario y un gran maestro de ceremonias, aunque si lo que quieres es ver nuestro concierto tranquilo, no te pongas muy cerca de él (risas).  La voz es un instrumento más en una banda y al mismo tiempo es algo más especial que todo eso, es muy importante transmitir con la voz, es muy difícil y muchas veces una voz plana y sin chicha puede joder a una gran banda. No estoy hablando necesariamente de técnica, sino de sensibilidad, carácter, fuerza y puto poder.

 

El ocultismo y las artes mágicas impregnan títulos y letras de vuestra discografía. ¿Qué temas encontramos en este Full Moon Scorpio?

En este disco puedes encontrar desde cantos a la musa Calíope hasta llamamientos al despertar espiritual de la humanidad o a la fascinación producida por la infinitud del cosmos, del espacio y del tiempo. Las llamadas filosofías o disciplinas ocultas son una gran influencia, así como diferentes aspectos de la espiritualidad humana. Pero jugamos mucho también con las metáforas para hablar de temas tan viejos como la libertad, la búsqueda de la luz, etc. Cualquier lectura, experiencia o momento vital pueden encerrar una futura letra de The Wizards.

 

La portada, a cargo de Branca Studio,  es una auténtica pasada. ¿Por qué os decidisteis por él para este álbum?

Elegimos Branca Studio porque habíamos visto muchos trabajos suyos y su estilo y buen gusto nos pareció perfecto para ilustrar este album. Estamos muy contentos con el resultado final, ya que ha sabido plasmar muy bien la idea de portada que le pedimos, creemos que casa a la perfección con el contenido musical y letrístico.

En el tema “Leaving the past behind” colabora el mismísimo Ross “The Boss” Friedman de Manowar con un solo de guitarra. ¿Cómo surge esta inesperada colaboración?

Bueno, Ross y Dean nuestro productor son colegas y compañeros de banda. Cuando tocamos con Dictators NYC en Donostia hace algo menos de un par de años, Dean ya estaba dentro del proyecto para nuestro nuevo disco, aunque aun no nos habíamos puesto a la tarea. Durante la prueba de sonido Ross nos escuchó y parece que le gustamos, y medio en broma nos soltó que nos metería un solo en el disco. Así que cuando grabamos, le enviamos el tema y básicamente lo incendió desde el principio hasta el final. Es una interpretación de vértigo, en su más puro estilo, y estamos eternamente en deuda con él por ese gran detalle que tuvo con nosotros. Como fans de Dictators y también de la etapa clásica de Manowar (la de Ross), es un orgullo y un jodido honor. Además es un tío muy simpático y cercano.

¿Qué supuso para vosotros el coronaros con el primer premio en la 26 edición del concurso Pop-Rock Villa de Bilbao, en la categoría metal?

Conseguir alzarnos con el primer premio del Villa fue una cosa totalmente inesperada, para nosotros mismos y para algún otro también (risas). Nos presentamos porque teníamos 4 temas editados en una demo y nos pareció que estaría bien mandarlos por si sonaba la flauta. Nuestra primera sorpresa fue que nos seleccionaron para participar, y no llevábamos ni 20 bolos aún. Pasamos la prueba de la semifinal y fuimos a la final con dos bandazas y la ganamos. Una puta locura. Nos aportó una exposición pública considerable durante unos meses y además nos llevamos una pasta, que nos fundimos íntegramente esa misma noche en tugurios de mala muerte de Bilbao.

 

¿Cuáles son los objetivos que os habéis marcado para este año en el que estaréis presentando Full Moon Scorpio?

Ahora queremos tocar todo lo que podamos en apoyo a este disco, hay planes para una pequeña incursión europea este otoño, y también visitaremos diferentes ciudades del estado. En marzo del año próximo estaremos en el festival Hell Over Hammaburg en Hamburgo, respondiendo a la excelente recepción que está teniendo en Alemania el álbum. También hay planes para grabar a medio plazo algunas canciones nuevas que ya estamos preparando. Si tocamos cerca de tu casa, ven a vernos y te daremos una buena sesión de electricidad, sudor y wattios.

¡Podéis contar con ello!