La banda de rock independiente Sleater-Kinney vuelve al estudio para preparar su siguiente álbum tras No Cities To Love, aunque uno de sus miembros, la guitarrista Carrie Brownstein ha declarado que sus planes van tomarse las cosas “muy despacio”.

El influyente trío indie estuvo en pausa entre 2006 y 2013, pero regresó con su octavo álbum de estudio No Cities To Love en 2015. En una nueva entrevista con Billboard, en las que se les preguntó sobre el final de la serie de comedia Portlandia en la que participa la propia Brownstein, se reveló que la guitarrista ha estado en el estudio con sus compañeras de banda Sleater-Kinney, la cantante y guitarrista Corin Tucker y la batería Janet Weiss.

Pero cuando se le preguntaba cuándo llegaría el noveno álbum de la banda, Brownstein añadió:”Ahora, para que lo sepas, vamos a hacerlo muy despacio, estamos en continua conversación”.

Además de trabajar en el nuevo material de Sleater-Kinney, Brownstein también dirige su primera película titulada Fairy Godmother, que se estrenará a finales de este año, basado en un guión escrito por la dramaturga Chiara Atik.