Mastodon – Emperor of Sand

Emperor of Sand es el álbum más épico de Mastodon desde Crack The Skye

¡Épica, que vuelva la épica!

Desde que Mastodon anunciaron que publicarían su octavo álbum de estudio para finales del mes de marzo reduje considerablemente la altura de mis uñas al nivel de los nudillos, contando los días como un presidiario que espera con ansia que le den suelta; y es que joder, cada vez que Mastodon sacan nuevo álbum yo me vuelvo a mi adolescencia, me arrullo con la fuerza de aquellos sentimientos que vuelven a brotar en mí y me vuelvo incorregible, desesperante. Tened en cuenta que esta crítica la hago en modo fan y que todo lo que aquí diga no son más que exageraciones, sentimientos desbocados y testosterona.

¡Épica, que vuelva la épica! Bullía en mi mente. Después de Crack The Skye la banda de Atlanta llevó por otros derroteros su música en un alarde de capacidades compositivas, especialmente en lo que respecta a las “canciones de estadio” con regusto pop, pero necesitaba otro buen chute de adrenalina y grandiosidad.

Pues bien, Emperor of Sand es el álbum más épico de Mastodon desde Crack The Skye, por lo que he de decir que mis expectativas se han cumplido con creces. Llegar a esta conclusión solo me llevó unos treinta segundos y un riff, ya que “Sultan’s Curse” es perfecto heredero de aquel disco: poderosos riffs de guitarra, endiblados redobles de batería, atmósferas melódicas intrincadas y estribillos que erizan la piel; con lo cual todo parece ir encajando. “Show Yourself” me sacó un poco del camino emprendido, ya que es un tema alegre, ligero, pegadizo, lo que me hizo sospechar que la épica se diluiría como un azucarillo en agua ardiendo, pero me conformé porque el tema es una auténtica maravilla a nivel melódico y el estribillo ya me había calado para entonces bien hondo en mi memoria. Aunque esto es solo un espejismo, “un oasis” como han descrito los propios Mastodon en una reciente entrevista, porque “Precious Stones” vuelve a retomar el sendero el cual no dejaran hasta el final del disco.

Emperor of Sand es una metófora de la muerte y la enfermedad, aquello que controla nuestro destino y que, a veces, nos atenaza y nos invade, contada a través de los ojos de un personaje en un mundo inhospito y desagradable  que nos puede recordar a aquellas historias épicas de espadas y dragones. Estas ideas son las que impregnan todo el álbum a raíz del diagnóstico de cáncer a diferentes familiares de los miembros de la banda, convirtiendo el disco en un testimonio de esos padecimientos y de esa lucha que se resuelve desde el interior de cada uno de los enfermos y de quiénes le rodean. Un disco duro desde el punto de vista emocional, pero que encierra en cierta forma un mensaje de esperanza.

A pesar de tomar prestados algunos recursos estéticos y compositivos de Crack The Skye, este disco también encierra algunos momentos exclusivos y novedosos como ocurre en “Steambreather”, una canción que nos sorprende en primer lugar por el empleo de afinaciones muy bajas para lo que nos tienen acostumbrados, y en segundo lugar por esa forma de cantar de Brann Dailor con un regusto country folk bastante marcado, que hace de este tema un rara avis que puede marcar una nueva tendencia dentro de la banda, remarcando que el batería es sin duda la voz de la banda, tanto aquí como en directo; y es que las cascadas voces de Troy Sanders y Brent Hinds no están para muchos trotes, aunque se han vuelto a superar en estudio.

La tónica épica del álbum continua por el resto de cortes con especial mención a “Ancient Kingdom”, de una energía arrolladora, “Scorpion Breath” con la colaboración del quinto miembro de Mastodon, Scott Kelly, y “Jaguar God”, con esa acústica inicial que aumenta el nivel del relato, ya que no olvidemos que el disco es un álbum conceptual en el cual se nos narra una historia, sirviendo de broche de oro a este fantástica nueva epopeya metalera.

¿La clave del éxito? Reflexiono tras la escucha. Siguen siendo los mismos miembros desde el primer disco y eso solo permite tener grandes márgenes de mejora. ¿Para cuando la vuelta a Remission? Vamos, no me toquéis la moral.