Nordic Giants: “Nuestra música es una invitación a despertar la conciencia colectiva”

 

Pocas bandas logran un efecto tan cautivador en sus directos como el del enigmático dúo británico Nordic Giants. Sus prosaicas composiciones, repletas de claroscuros post-rock y ambient, se alimentan de una poderosa y sugestiva puesta en escena acompañada por un elaborado discurso audiovisual que no logra sembrar la indiferencia con facilidad. Rock I+D habla con ellos de ello y de Amplify Human Vibration, un nuevo paso en su trayectoria lleno de ambición y voluntad de reinvención.

A principios de este año empezasteis una campaña de crowdfunding para financiar vuestro reciente proyecto Amplify Human Vibration. ¿Es esta fórmula un reflejo de vuestro ya conocido posicionamiento político o más bien tiene que ver con vuestra relación con la industria discográfica como banda underground?

Todo lo que nos rodea es un reflejo de lo que sentimos, por lo que nuestro posicionamiento político y espiritual y nuestra perspectiva de los sistemas que actualmente manejan nuestras vidas – lo que incluye la industria musical – siempre tendrán efecto sobre lo que hacemos. Escoger la autoedición y el crowdfunding nos ha permitido tener la total libertad de hacer algo totalmente fuera del clásico formato álbum, y además nos ha permitido premiar a la gente con algo un poquito más especial: una película financiada por la gente.

Hasta donde nosotros sabemos, este proyecto es parcialmente un documental, pero también una banda sonora para el mismo. ¿Por qué un documental ahora? ¿De qué trata?

Efectivamente, Amplify Human Vibration empezó con la idea de ser un documental. Queríamos crear algo inspirador que mostrase cómo cada persona puede tener un impacto positivo en el mundo sin importar cuán pequeño sea, simplemente para recordarle a todo el mundo el poder que cada uno tiene, especialmente cuando nos unimos como si fuésemos uno solo.

“Ahora depende de nosotros, porque ya no es sólo una opción – ¡es una necesidad”
Miguel Amortegui – del film
Amplify Human Vibration

La película fue rodada y dirigida por nosotros mismos sin las máscaras ni instrumento alguno a la vista. Viajamos por todo el país, acampamos en playas y dormimos en el suelo, buscando personalmente a gente de todo tipo, gente inspiradora, incluyendo a algunos de nuestros fans. Y a pesar de todo el trabajo que hubo detrás de las cámaras, no diríamos que se trate de una película sobre Nordic Giants. La película va sobre gente terrenal haciendo lo que le gusta e intentando marcar la diferencia. ¡Tan simple como eso!

 

¿Cuándo estará lista? ¿Planeáis enviarla a algún festival cinematográfico?

Estará lista a principios del año que viene y estará disponible online gratuitamente para todo el mundo. Nos encantaría que el film pudiese ser visitando en distintos eventos alrededor del mundo, pero nuestra intención principal es que la gente conecte con el mensaje de la película y haga reflexionar a las personas sobre sus propias comunidades.

 

Vuestra relación con los audiovisuales es algo que, definitivamente, no se puede separar del concepto que rodea a la banda; de hecho, es un elemento esencial en vuestra puesta en escena. ¿De dónde surge esta pasión por la cinemática?

La idea de juntar nuestra música con los audiovisuales surgió de forma muy simple para nosotros, es algo que empezamos a hacer desde nuestra primera actuación; no es algo que entrase de forma progresiva en nuestra concepción. Los audiovisuales han sido utilizados durante mucho tiempo para programar el subconsciente de las masas, pero desgraciadamente casi siempre de forma negativa. Lo que nosotros intentamos es hacer una extensión de esa idea a través de un determinado mensaje y nuestra propia música a modo de invitación a despertar la conciencia colectiva.

 

¿Hay algo que os lleve a asociar determinadas imágenes con vuestra música? ¿Qué soléis buscar en las películas para considerarlas adecuadas para vuestros temas?

No tenemos una forma estructurada de escoger nuestros audiovisuales o lo discursos que aparecen en nuestras canciones; ni siquiera tenemos una forma definida de componer. Estamos constantemente experimentado con distintos tipos de películas, de la animación a películas con personajes reales. A veces nos funciona mejor el blanco y negro, y en otras ocasiones es la propia película la que nos encuentra a través de amigos, conocidos o incluso por pura casualidad. Nuestro nuevo show no es distinto en ese sentido; mezclaremos igualmente películas oscuras con otras más ligeras, y las películas corrientes con animaciones – es un pequeño recordatorio de qué significa ser humano con un pequeño aliciente para la reflexión.

 

No soléis incluir muchos temas en vuestros lanzamientos; de hecho, la mayor parte de vuestro repertorio ha sido publicado a través del formato single o EP, algo que es más propio de géneros como el pop o el rap que del post-rock. ¿Hay algo que os lleve a hacerlo de esta manera?

Solemos alejarnos de las formas habituales de trabajar. No nos gusta encajonarnos en un determinado género musical o una disciplina o rutina de trabajo. No nos da miedo quedarnos solos o proceder de formas poco habituales. De hecho, la búsqueda de la distinción y la experimentación en general son las ideas que dan vida a este proyecto.

 

¿Creéis que esto tiene algo que ver con el hecho de encontrarnos en la era del streaming y la necesidad de buscar nuevas formas de comunicación con los fans?

Esta pregunta es complicada en lo que se refiere a Nordic Giants ya que empezamos con la era del streaming, así que estos son todos los referentes que tenemos, pero trataremos de arrojar algo de luz sobre la cuestión. La tecnología puede utilizarse tan fácilmente para cosas buenas como para cosas malas; la decisión siempre recalará en cada uno. Si un individuo decide no apoyar jamás a un artista de ningún modo ni ir a un solo de sus conciertos estos no podrán seguir creando ni lanzando nueva música – es tan simple como aplicar la ley de causa y efecto. Por otro lado, la música puede llegar ahora mismo a todo el mundo sin importar la distancia, así que se trata de alcanzar un equilibrio en el que apoyar a los artistas que de verdad te gusten y no escuchar toda la música en tus dispositivos; ¡necesitamos  más que nunca mantener la música en directo viva en esta era digital!

Regresando al nuevo álbum, he de decir que me ha impresionado vuestro nuevo acercamiento. De algún modo podríamos decir que es más suave y mucho más electrónico que A Séance of Dark Delusions, pero manteniendo el aura post-rock y ambient en los temas. ¿Qué os inspiró a tomar este nuevo rumbo?

El título vino de la noción de que todo el universo está hecho de energía y vibración a nivel molecular. Nuestros pensamientos crean, nuestras emociones amplifican y nuestras acciones aumentan el efecto, por lo que es importante que cada uno de nosotros nos centremos en amplificar nuestras fortalezas y no nuestras debilidades, y dejar de estar tan divididos por religiones, colores o el país en el que nacimos. Enterrar nuestros egos y abrazar el cambio que está surgiendo. A pesar de la narrativa del terror que se nos obliga a engullir a diario, hay mucha positividad que merece ser amplificada. ¡Esa fue nuestra inspiración!

 

Tal y como vosotros mismos comentáis, los discursos siempre han sido una parte esencial de vuestras composiciones, pero ahora parecen ser incluso más relevantes que antes. ¿A qué se debe? ¿Cuál es el mensaje subyacente en esta banda sonora?

Es cierto, los discursos tienen ahora más protagonismo que nunca. No todo el mundo conectará con la película o tendrá siquiera la oportunidad de vernos en directo. Para algunos, la música es la única forma que tendrán de conectar con nosotros y resonar con el mensaje, por lo que a medida que las canciones fueron tomando forma se fue volviendo más importante la necesidad de que la banda sonora fuese consistente por sí misma – con el equilibrio adecuado entre energía, emoción y dinámica entrelazadas con una fuerte narrativa que ayudase a despertar la conciencia de las masas del planeta y ayudase a inspirar un cambio positivo.

La banda sonora empieza con el mensaje de Terence McKenna “no marcharemos silenciosamente hacia la gentil noche”. Como colectivo, tendemos a ignorar las auténticas verdades a cambio de felicidad, pero la posibilidad de cambio siempre partirá de nosotros como individuos, y no de gobiernos, corporaciones, religiones o el más allá. Es por ello que, aunque algunos de los discursos tengan varias décadas de antigüedad, siguen siendo relevantes ahora y siempre lo serán para cada generación venidera hasta que logremos adoptar una posición firme pero pacífica.

La elección de oradores invitados no fue tomada a la ligera, sino que tratamos de abordar distintos temas, perspectivas e ideas de personas de distintas edades, países y contextos. Todo el mundo tiene una distinta percepción de la realidad y una visión distinta sobre el significado de nuestra existencia como especie. Queríamos abordar cuestiones más profundas de las que habíamos tratado hasta ahora y conectar los temas directamente con la película para lograr un impacto incluso mayor.

 

“Taxonomy of Illusions” es una clara queja sobre la intolerancia en nuestra sociedad, tales como el sexismo, el racismo o la xenofobia. ¿En qué medida la sociedad contemporánea ha inspirado vuestro discurso?

En este álbum queríamos subrayar algunas de las cosas que de forma más evidente están mal en esta sociedad, así como otras cuestiones de un calado más espiritual, como “¿qué hacemos en este planeta?”, “¿estamos avanzando en la dirección correcta como raza?”, “¿hay conciencia más allá de la muerte?”, “¿todo se limita a vivir en un mundo ilusorio en el que reproducimos por inercia la rutina de ir cada día a trabajar?”, “¿hemos olvidado quiénes somos realmente y el poder que reside en cada uno de nosotros?”.

Entrar en esta clase de asuntos, especialmente cuando lo haces a través de la música, es siempre un movimiento sumamente arriesgado incluso para un proyecto tan distinto como Nordic Giants. Todo el mundo está en distintos momentos de sus respectivas vidas y todos tienen su propio punto de vista y sus creencias, por lo que equilibramos la información lo suficiente como para dejar espacio para la reflexión, siempre dando lugar a la reflexión del oyente.

 

¿No tenéis miedo de parecer algo “new age” en vuestra aproximación comparándoos con otras bandas que tratan de parecer más agresivas con su música?

Tal y como comentábamos antes, todo lo que nos rodea es un reflejo de lo que sentimos, por lo que si alguien piensa que esto es “new age” no es más que un reflejo de sus propias percepciones. Por desgracia la “cientificidad” y el discurso “new age” no han hecho más que tomar el relevo de la iglesia en la confusión hacia las masas, generando confusión y crispación, por lo que nosotros no nos sentimos en absoluto adheridos a nada de eso. De nuevo, de lo que tratamos es de rehuir de las etiquetas. Nuestra intención no es la de parecer más agresivos ni nada por el estilo. Eso es algo que dejamos a la interpretación individual de cada cual. Habrá gente que resonará con ello y otra que no… ¡Eso depende de ti!

 

¿Cómo planeáis adaptar estos temas a vuestras actuaciones? ¿Qué podemos esperar de vuestras actuaciones en Barcelona?

El show contendrá una mezcla de nuevos temas y antiguos, una mezcla entre  films sombríos y luminosos, tanto impactantes como inspiradores. El set pretende reflejar el mundo dual en el que vivimos – no todo son arcoiris, muchas veces puede ser muy oscuro. Es un viaje para la mente, una actuación que puede llevar incluso varios días de digestión para sacar conclusiones. El tramo británico de la gira terminaba cada noche con un mensaje de esperanza para la humanidad, de unidad y de llamada a la autoconciencia. En uno de nuestros shows incluso logramos duplicar lo que aparecía en pantalla y tuvimos a otras sesenta personas en el escenario disfrazadas como nosotros brindando sus voces para la actuación; se creó una energía muy especial en el escenario. Algo que jamás olvidaremos.