Noah Histeria – Hautefaye (Autoeditado /2017)

“Noah Histeria, nos traslada a un mundo donde el color y la personalidad de su música nos adentrán en una experiencia entre el rock progresivo y el post rock como pocas veces habréis sentido”

Cuando la elegancia, el ingenio y la creatividad se unen en una obra de arte, una especie de síndrome de Stendhal aparece y extasia al oyente más curtido, y eso se ve reflejado en el último trabajo de Noah Histeria.

Hautefaye, es más que un nombre, es un concepto, una historia oculta en el baúl del tiempo que ocurrió en una pequeña aldea francesa en 1870, donde tuvo lugar un caso de histeria colectiva a causa de un vino infectado de filoxera, lo que provoco una histeria en masa que acabó con un crimen macabro, del que sí queréis indagar más tenéis el libro de Jean Teulé, Los caníbales, que narra lo sucedido en la pequeña población. El nombre de la uva era “noah” y de ahí el nombre de esta formación, la cual ha querido reflejar en este álbum una historia conceptual ente las dualidades creadas a través del tiempo, apoyándose en una serie de personajes que dan sentido a una historia muy interesante y en la que ahondar a través de las letras y la música de Hautefaye.

Lo primero que capta nuestra atención sin haber escuchado nada es el magnífico artwork realizado por Aria Fawn a través de su estudio ShePaintsWithBlood, que me hizo recordar al espíritu del bosque del film de culto, La Princesa Mononoke, emergiendo en unos tonos pastel de un bosque como el caminante nocturno, guardián de la naturaleza y de la depravación humana. Un artwork muy visual y calmante donde los tonos verdes y azules se entremezclan entre sí para dejarnos una sensación de pureza, de esperanza. Todo ello se refleja en el álbum, donde el rock progresivo elegante y refinado va mostrándonos el camino y guiándonos a través de una historia condensada en siete canciones indivisibles desde el punto de vista conceptual, pero que también pueden escucharse por separado aunque pierdas algo de referencia en cuanto a historia y personajes.

Cada componente representa un engranaje perfecto, maquinaria casi cíclica, donde el piano, sintetizadores y coros a cargo de Javi, tienen un papel fundamental en la creación de texturas, al igual que la voz flexible y emotiva de Juan, dejándonos unos registros que emanan expresiones y sentimientos por sí misma. Pero no hay que olvidar que la estructura compositiva creada por Daniel a la batería, Salva al bajo y Álex en las guitarras, nos crean ese ambiente y nos traslada a un mundo donde el color y la personalidad con el que dotan a su música nos adentrará en una experiencia entre el rock progresivo y el post rock como pocas veces habréis sentido y clara muestra de ello son temas como “Hautefaye”, “Coloso” o “Shiro”.

Noah Histeria, han creado un ente propio, donde la elegancia hará las delicias de los oyentes más exigentes en un trabajo indispensable de este 2017.