Nine Inch Nails – Add Violence (The Null Corporation, 2017)

“Una obra imprescindible para entender esta etapa madura de Nine Inch Nails”

Trent Reznor escoltado por su (ya) inseparable compañero de fatigas (y logros), Atticus Ross, vuelven a la carga con la segunda parte de la trilogía de epés que prometieron publicar durante 2017. Add Violence es la continuación de Not The Actual Events que se estrenó en diciembre del año pasado. Una propuesta en todo caso distinta a esa primera parte donde la crudeza del sonido y la composición estuvo presente desde el inicio, al contrario que ésta que se dirige hacia derroteros mucho más accesibles y entendibles.

El dúo se deja llevar, impregnados del halo cinematográfico que los une, para encajar cinco canciones de estructura minimalista con un objetivo claro: volver a sobrecogernos. En esta ocasión no han contado con los juegos pirotécnicos de Dave Grohl ni con la mansinería de Mariqueen Maanding; les ha bastado con ellos mismos para crear una obra imprescindible para entender esta etapa madura de Nine Inch Nails, en la que sus canciones vuelven a cobrar el protagonismo del que disfrutaron sus viejas glorias.

La vocación de Trent Reznor es la de mostrar la parte más ominosa y oscura del ser humano, eso bien lo sabemos desde sus primeros trabajos, pero esa faceta suya no ha dejado de estar presente en este Add Violence, en cuyos temas vuelve a echar mano de sus ansiedades, inquietudes, preocupaciones, y crisis existenciales (e identitarias). El primer corte “Less Than”, que ya ha tenido una acogida positiva por parte de los fans, es un giño a las nuevas tendencias musicales arrastradas de ese revival ochentero que ha supuesto Stranger Things, que ha aupado al retro wave como un estilo muy a tener en cuenta, y del que están apareciendo verdaderas joyas musicales.

“The Lovers” es una ecléctica y liviana canción con un resultado compositivo cercano al trabajo de Juan Cristobal Tapia de Veer, más conocido por ser el autor de la BSO de las series Utopia y la más reciente Dirck Gently’s Holistic Detective Agency, al menos en el apartado arreglístico. “This Isn’t the Place” contiene un marcado acento soul que se amalgama a la perfección con los arreglos electrónicos en un sinuoso lamento casi melismático de Trent Reznor en sus primeros compases. “Not Anymore” y “The Background World vuelven a lo orgánico, al ruido de guitarras y al estruendo controlado. Una subida súbita de pulsaciones que se atempera a mitad de “The Background World” con un fraseo en bucle que se va distorsionando en cada repetición hasta acabar en una bola de ruido e incomprensión. Una metáfora bastante evidente de lo que significan nuestras sociedades modernas, hipertecnificadas, pero cada vez más aisladas por el ruido ensordecedor de fondo.

El propio Trent describió Add Violence  como “una expansión del sonido de Not The Actual Events, incorporando elementos de belleza en una oscura disonancia”, y la verdad es que acertó de lleno con su apreciación, que suscribo de todas todas. Por esta vía aún nos quedan muchas sorpresas que descubrir de Nine Inch Nails. Confiemos en que no se desvién del camino.