Con cuentagotas va a apareciendo información sobre el próximo álbum de Tool, aunque aún sin concretar fecha de estreno ni nada por el estilo. Lo que si hemos podido saber de boca del cantante, tras su paso por el radio podcast Joe Rogan Expirience, es el proceso tras el cual están todas las respuestas a la dilatada salida del disco.

De alguna forma el cantante se muestra mucho más cercano en sus declaraciones y muestra cierta frustación sobre sus compañeros, aunque constató que “no es nada personal, es la forma que tienen de hacer las cosas”.

“Me gusta sacar discos y escribir cosas un poco más rápido que a los chicos les gusta. Su proceso es muy analítico”, declaró. En cuanto a la forma que tienen de escribir, “es un proceso tedioso y largo, siempre están volviendo a las mismas cosas, cuestionando lo que hicieron y retrocediendo y retrocediendo más allá”.

“De alguna forma están creando los cimientos de una casa”, explicó el cantante. “No puedo escribir melodías hasta que las bases no están en su lugar, y no puedo escribir letras hasta que no tengo las melodías. Si siguen cambiando las bases, entonces cambian las melodías y las letras, y la historia no se escribe. Así que ahí es adonde estamos: hay un montón de bases que están cambiando, bases impresionantes, pero siguen cambiando. No se si es algo bueno o malo, pero así es el proceso” confirma con cierta resignación Kennan.

Maynard añadió que le da a sus compañeros la distancia que necesitan. “Puedo sentarme en la habitación, pero su proceso es tan aburrido que empiezo a desdoblarme”. Aunque admitió que es por momentos “Tengo que entrar, inspirar un poquito y ser agresivo. ¡Vamos a movernos chicos! Eso funciona por un momento y nos atraemos. Pero si tuviera que hacerlo todos los días crearía fricciones en lugar de hacer algo”.

Así las cosas, “no se rastrea nada, nada está completamente terminado, creo que hay un par de canciones que han terminado, pero nada grabado, solo escritas”. Cuando todo esto termine prometió “digerir todas estas cosas lo antes posible”. “Ten en cuenta que necesito 10 años para escribir las letras”, bromeó al final de la entrevista.