Vía Team Rock nos enteramos que la fundación Help Musicians UK (HMUK) ha lanzado la campaña Can Music Make You Sick?, para que han realizado un estudio que revela que los que trabajan en la industria musical son más susceptibles a los problemas de salud mental. Ese nuevo estudio ha revelado que los músicos tienen tres veces más probabilidades de sufrir depresión que el público en general.

El estudio fue llevado a cabo por los investigadores Sally Gross y el Dr. George Musgrave de la Universidad de Westminster y publicado por MusicTank en colaboración con la organización benéfica Help Musicians UK y su el proyecto Can Music Make You Sick?.

Es el estudio académico más grande del mundo sobre música y salud mental, con más de 2.200 músicos encuestados. El estudio citó las preocupaciones económicas, las malas condiciones de trabajo, los desafíos en las relaciones y el abuso sexual, la intimidación y la discriminación como temas principales.

Como resultado de los hallazgos, Help Musicians UK ha hecho tres promesas: establecer un equipo de salud mental en la industria de la música, ofrecer un servicio de salud mental 24/7 a nivel nacional titulado Music Minds Matter y abogar por el cambio en la industria de la música.

La directora de asuntos externos de Help Musicians UK, Christine Brown dijo que “HMUK está en una posición única para encargar y compartir los resultados de este importante estudio que puede cambiar el asunto. La organización benéfica otorgó casi 2 millones de libras esterlinas el año pasado a quienes más lo necesitan en la industria, por lo que es un paso natural examinar los temas clave y hacer un llamado a la acción para ayudar a implementar un cambio más amplio y duradero en la industria, a saber, las tres promesas clave de HMUK.”

“La industria musical británica se encuentra en un estado de salud fuerte y tiene una reputación mundial, pero para continuar con el bienestar a largo plazo de la industria y sus trabajadores, nos proponemos crear un foro constructivo para el debate, la asociación y la colaboración.”

Esperamos que iniciativas de este calado puedan tener presencia en nuestro país, teniendo en cuenta que nuestros músicos sufren los mismos problemas que cualquier músico del mundo.