Le Mur – El brote

 

Le Mur – El brote (Nooirax /2017)

 

“El brote”, un muro sonoro con el que enfrentar nuestros miedos y emociones a través de una música elegante y con personalidad”

 

Del pasado año aun van quedando cosas que merecen mucho la pena y que he descubierto recientemente, como es el caso de los murcianos Le Mur, editado a través de Nooirax, (sello del que tendréis pronto varias noticias, pues posee un catalogo a nivel nacional muy interesante que os iré desgranando).

Ya desde su debut, de titulo homónimo, habían despertado mi curiosidad, presentándonos un rock alternativo con mucha personalidad y creatividad, tanto en letras como en música abriéndose camino poco a poco con temas como “La pared” o “Máscara”. Uno de sus puntos fuertes es la voz de Elsa, con un toque muy especial, que transmite sentimientos, potencia y elegancia, flexibilizando sus tonalidades para demostrarnos un registro único y personal que engancha aun más con cada escucha y que me llevó a pensar en un grupo jiennense de los’90 Las mierdas, ya desaparecido, ganadores del Lagarto Rock en 1996.

Ahora, nos presentan su primer trabajo El brote, tras una exitosa campaña de crowdfunding, en el que amplifican todo lo mostrado en su corto Ep hasta cotas máximas y rodeándose de un gran elenco profesional que plasma la diversidad de paisajes, texturas y matices que Le Mur nos ofrece. Hablamos de la preproducción de Manuel Cabezalí de Havalina, la grabación y mezcla de Santi García (Nothink, Toundra, Viva Belgrado…), para cerrar el círculo con la masterización de Víctor García en Ultramarinos. Todo este coctel nos deja un muro sonoro con el que enfrentar nuestros miedos y sensaciones, basado en un mundo vegetal repleto de flores y plantas al que se trasladan las emociones humanas (solo hay que fijarse en el nombre de los temas).

En lo que a musicalmente se refiere, el álbum es compacto, un bloque indivisible donde cada una de sus nuevas canciones brillan por sí mismas tanto a nivel individual como en bloque, con gran protagonismo de Elsa Muñoz en la voz, poniendo su carisma y personalidad a flor de piel, mientras que Pedro J. Carrillo en las guitarras recrea unas magnificas texturas envueltas en atmosferas muy cuidadas, una base fuerte y robusta creada por Carlos Barceló al bajo y Marcelino Navarro en la percusión. De esta manera, “Loto” despliega las alas con un estribillo y unas estrofas de altura, para demostrarnos su espíritu rockero con “Dientes de león” o su más reciente videoclip “Llegan”, un corte muy original y repleto de potencia con un toque de stoner muy poderoso. Pero también Le Mur tiene su toque sensible y emotivo, perfectamente forjado en “Crisantemo”, “Hierbanegra” o la intimista “Hiedra”, una oda a la esperanza y a los sentimientos que no me canso de escuchar. “Crucífera” tiene un toque al grupo sevillano Catorce en sus guitarras, pero desenvuelto en un medio tiempo luchador y combativo muy intenso, al igual que “El brote”, donde el bajo destaca sobremanera con unas melodías insistentes, incluso progresivas, en un tema que crece y crece.

Le Mur, han creado una verdadera obra de arte donde canalizan sus inquietudes más personales en un torrente musical ecléctico y diverso, con una personalidad muy consistente. Uno de los mejores álbumes del pasado 2017 que me ha calado en este principio de año.