Este fin de semana han declarado los cuatro componentes de la banda de death metal Decapitated, acusados de perpetrar una violación durante uno de sus conciertos por Estados Unidos.

El guitarrista  Waclaw Kieltyka y el baterista Michal Lysejko comparecieron ante el juez de Spokane, en Washington el pasado viernes 13 de octubre. Según The Spokesman-Review, tanto el guitarrista como el baterista consiguieron que su fianza se fijara en 100,000 dólares cada uno, y el cantante Rafal Piotrowski y el bajista Hubert Wiecek han sido emplazados para comparecer ante un juez el 19 de octubre. El rotativo local también recogió que tanto a Kieltyka como a Lysejko se les ha ordenado entregar sus pasaportes a su abogado.

A principios de esta semana se informó de que Kieltyka y Piotrowski, han sido acusados de violación en segundo grado, mientras que Lysejko y Wiecek, batería y bajista, han sido acusados de violación en tercer grado. Estos cargos no actúan como una sentencia de culpabilidad o inocencia por parte de la justicia, sino que son sólo los cargos presentados contra los miembros de la banda. Desde entonces, la banda se ha pronunciado una vez que se han presentado estos cargos, manteniendo su inocencia.

La banda emitió un comunicado para aclarar su situación:

“Quisiéramos hacer hincapié en que el Departamento de Policía de Spokane ha presentado cargos como formalidad procesal, ya que si no lo hacían se verían obligados a liberarnos,  no se trata de una condena o cualquier indicio de culpabilidad o inocencia.

Una vez más, pedimos que todos esperen a que se presente las alegaciones de cada parte y esperen la decisión del tribunal. Dicho esto, mientras se preparan las alegaciones por ambas partes, algunos hechos son indiscutibles en este punto: que el oficial que tomó la queja del acusador declaró: “No tengo causa probable de que se haya producido una violación”, y  que se han necesitado treinta días completos para presentar cargos, lo cual es justo lo contrario”

La banda refuta firmemente las acusaciones y confía en que una vez que se hayan visto y escuchado los hechos y las pruebas, serán liberados y podrán regresar a sus hogares. A las personas que estuvieron presentes la noche en cuestión con información sobre el caso se les ha pedido que contacten con el abogado defensor de la banda.

 

Decapitated furon arrestados el 8 de septiembre en Santa Ana, California, detenidos en la cárcel del condado de Los Angeles hasta su extradición a Spokane, Washington. El arresto se debe a las acusaciones de secuestro y violación después de un espectáculo en Spokane el 31 de agosto.