Los iconos del grunge L7 han estado de gira durante los últimos años después de haber reunificado su alineación original en 2015. Desde entonces, la banda ha publicado un documental, L7: Pretend We’ re Dead, burlándose  de la posibilidad de crear nueva música. Ahora, la banda ha acabado la broma y ha compartido su primer single post-reunión.

El fogonazo se titula “Dispatch from Mar-a-Lago”, tres minutos de crujidos de guitarras y mucha distorsión. En ella, la banda se imagina el famoso resort de Donald Trump en Florida que se desmorona a su alrededor mientras tweetea. “S.O.S. from the golden throne/Mogul’s in deep shit, he’s all alone/It’s not good, a riot in fact/ The whole friggin’ country club is under attack”.

“Sabíamos que queríamos hacer algo de música nueva para el L7, pero tampoco queríamos la presión o la expectativa de esa pesadez del primer tema, así que fuimos a por la pura diversión y el absurdo “, explica Donita Sparks en el comunicado de prensa. “La lírica musicalidad de la palabra Mar-a-Lago se prestó a una canción inspirada en estos tiempos locos.”

Ella explicó la canción en una nueva entrevista para Pitchfork en la que expresó que “las bandas que se arriesgan a pelear consiguen la mayor cantidad de mierda, y eso ya lo hemos conseguido antes. Oye, ¿ésta es la primera pista con la que queremos salir? ¿Estamos seguras de que podemos manejar a los trolls? ¿Estamos listas para que nos llamen gordas, feas y viejas? Pero luego dijimos:”Carajo, sí”. Todo el mundo nos dio un pulgar hacia arriba. Burlarse de tu gobierno es una tradición más antigua que este país, y eso es lo que es esta pista “.

La banda ha prometido un segundo single para este otoño que será editado, como éste, a través de Don Giovanni Records.