Foo Fighters no han podido resistir las ganas de mostrar su nuevo trabajo al público y han estrenado ante miles de personas en París otro tema perteneciente a su próximo trabajo Concrete and Gold.

El tema titulado “Dirty Water” fue interpretado por la banda en el concierto que realizaron en AccorHotels de París, el pasado lunes. Dave Grohl presentó la canción diciendo “aquí es el momento en el que dejo de mirar el setlist para tocar lo que queremos tocar. Esta es una canción que hemos estado esperando tocar para todos, nadie la ha escuchado aún. Nos encanta tocarla cada noche antes de llegar al escenario, nos sentamos ahí detrás y lo tocamos porque es algo agradable”.

El mes pasado el cantante desveló que contarían con una de las figuras más importantes del pop de todos los tiempos. “Buscábamos el sonido más grande que nunca hayamos hecho en un disco de Foo Fighters”. Para ello escogieron al productor Greg Kurstin, que ha sido premiado con varios Premios Emmy por su trabajo con Adele entre otras artistas mainstream. La intención de la banda es aunar la dureza del rock con es sentido melódico del pop, “algo así como el Stg. Peppers tocado por Motorhead” lanzó al aire el carismático cantante.

Foo Fighters lanzarán su nuevo álbum el 14 de septiembre a través de Columbia Records.