Exposición de guerrilla y belleza: Tijeras y Poemas

Ana Lorente. Fotografía de Verónica Ibáñez

Ana Lorente (A Coruña, 1985), es diseñadora gráfica especializada en el collage. Sus últimos trabajos han sido expuestos en el local feminista y antiespecista La Raposa en Barcelona. Hablamos con ella para saber más sobre su obra y su proyecto Tijeras y Poemas con arte de guerrilla que destila belleza y crítica desde la sensibilidad y el arte más cuidado.

Hola Ana. Para empezar, nos gustaría saber qué te motivó a hacer estos trabajos. ¿Por qué el collage y no otra técnica?

El collage es con lo que me siento más cómoda. Tengo formación en diseño gráfico e ilustración, y esto es la fusión de ambas cosas. Me gusta crear a partir de algo que ya ha sido creado anteriormente para darle un significado nuevo. Empecé con el collage en 2008 y con el proyecto Tijeras y Poemas, desde hace dos años. Mis trabajos son una crítica a la sociedad, a la vez que intentan concienciar sobre ecologismo, antiespecismo y feminismo de una manera positiva para llegar a la gente sin ser directa, sin mostrar sangre u otro tipo de imágenes.

La exposición tiene dos partes, una es de crítica social, y la segunda de expresión más libre. ¿Qué te gustaria despertar en el público con tus obras?

Me gustaría despertar una conciencia global, antiespecista y el tipo de trato que le damos a la naturaleza, lo que le hacemos, volver a una mayor unión con ella. En el futuro próximo quiero trabajar sobre ecologismo, los residuos contaminantes y el plástico.

¿Cómo definirías tu estilo? ¿Qué referentes tienes?

Definiría mi estilo como positivo, con una bonita estética pero que intenta cuestionar y criticar a la sociedad. Alterno mucho color con blanco y negro para darle protagonismo a ciertos elementos, también prefiero el collage hecho a mano por tener un estilo más vintage que el digital. Mis referentes son, en general, las cosas que ocurren en el mundo, desde el Día de la Madre hasta desastres naturales. En cuanto a personas, me inspiran otras mujeres como Hollie Chastain o compañeras que también hacen collage.

¿Cuáles son tus recursos para escoger el tipo de ilustraciones que aparecen en tus collages?

Utilizo libros y revistas antiguas que me donan o que tenía ya en casa. A veces también los encuentro en el mercadillos de segunda mano como el de Sant Antoni. Me gustan los libros antiguos por la calidad de las imágenes y el estilo que ahora ya no abunda tanto.

“Incendios en Galicia”

¿Cuál crees que es el lugar actual del collage en el arte contemporáneo?

Creo que es algo que está de moda ahora. Formo parte de un grupo llamado Mujeres que cortan y pegan que intenta visibilizar esta técnica artística. El año pasado colaboré con ellas e hicimos una exposición en Madrid. También se ven collages en carteles, ilustración de prensa…

¿Intercalas algún otro tipo de técnica con el collage?

A veces introduzco alguna línea sencilla fusionada con el collage, pero poco. Lo mismo con el photoshop o la imprenta, ésta última sobre todo para las palabras.

Algunos de los collages que se pueden encontrar en la exposición

La exposición es un toque de aire fresco y tierno en el que disfrutar de la belleza y la delicadeza que Ana ha utilizado para expresar tanto su mundo interior como diversas situaciones en las que la crítica social es protagonista, acentuándose en el antiespecismo, el ecologismo y el feminismo. Así, podemos ver frágiles pájaros que evocan a la primavera y, a su vez, denuncia social por situaciones como los incendios de Galicia o la desgracia del Prestige, episodios que tocan muy de cerca a la artista. También hay un homenaje a defensores de los animales como Wayne Lotter, activista asesinado por su lucha contra la caza furtiva, y críticas a los zoológicos y el maltrato que suponen para animales como el rinoceronte Pedro, en el zoo de Barcelona. Las imágenes destilan un toque inocente, recordando a las ilustraciones infantiles de libros educativos con los que Ana ha trabajado, convirtiéndose en una manera delicada y suave de llegar con un mensaje efectivo sobre situaciones verdaderamente preocupantes de nuestra era para con los animales y la naturaleza, promoviendo un cambio social que intente recuperar tanto daño hecho, con elementos sencillos pero con muchísimo que decir. A su vez, la expresión interior de Ana demuestra su amor por la naturaleza y el equilibrio interno, utilizando en su mayor parte de trabajos más de tipo personal a los pájaros, animales que se vinculan con la libertad y la gracilidad. Una exposición más que recomendable para desconectar del mundo que nos rodea y submergirse en los recortes llenos de maravilla, poesía y consciencia.

Esta exposición está abierta al público hasta el 13 de abril en La Raposa de Poble Sec (Barcelona).