“Evelyn” es la precuela de la canción” Tempest” previamente lanzada por White Moth Black Butterfly, ambas extraídas de su recién estrenado álbum Atone. Como comentamos hace unas semanas, la banda es el proyecto de  Daniel Tompkins (TesseracT) y Keshav Dhar (Skyharbor), dos de las caras más visibles del metal progresivo mundial.

Su vocalista, Daniel Tompkins, explica con más detalle la conectividad entre las dos canciones y cómo la visión de la banda cobró vida en el escarpado e impresionante escenario de Loch Lomond y el Parque Nacional de Trossachs en Escocia.

Evelyn es un gran paso adelante en atención a nuestras ideas pasadas y nuestro sonido. Dos aspectos que nos entusiasmaba tener relacionados con la música, el arte y los visuales fueron la naturaleza y la nostalgia, así que cuando surgió la oportunidad de incluir a un viejo amigo con una profesión interesante, aprovechamos la oportunidad Nuestro amigo Darren Mitchell es un “guerrero” de la aldea medieval Duncarron y del Clanranald Trust en Escocia, y es empleado como extra en la representación de batallas”, declaró con entusiasmo Daniel.

Respecto de la filmación de ambos videoclips, el cantante añadió. “Siempre he querido filmar un vídeo en Escocia, ya que es un lugar tan bello. Esta era la oportunidad perfecta para crear una obra de arte que, por una vez, tenía un concepto interesante e inusual. Los videos de “Tempest” y  “Evelyn” están conectados y filmados en The Loch Lomond and The Trossachs National Park y Duncarron Medieval Village. El símbolo que se puede ver en ambos videos representa el corazón y el alma del pueblo Duncarron, y con la ayuda de Jordan Turner, creamos una danza contemporánea que desataría su poder. Los videos tocan temas de pérdida y abandono, pero también de fe, coraje y renacimiento. Para añadir a la naturaleza mística y creativa del proyecto decidimos liberar primero el episodio final. No podíamos estar más contentos con la forma en que han salido ambos videos, y con la ayuda de Richard Oakes y Adam Leader de Dark Fable Media, la calidad de los visuales superó con creces nuestras expectativas “.

Os dejamos aquí la primera parte, “Tempest“,  de esta historia ambientada en el mundo medieval.