La banda cordobesa Estirpe se toma un descanso indefinido tras más de veinte años de carrera. Por este motivo han querido despedirse a lo grande con un concierto que ofrecerán después del verano, concretamente el 7 de octubre en la sala Joy Eslava de Madrid. Un momento único para reencontrarse con sus seguidores más fieles durante estos años y dar el “hasta luego” de la mejor forma posible.

Estirpe han sabido ganarse el respeto y la admiración del público gracias a su propuesta abierta y original en el que confluyen distintos estilos, desde el rock al metal pasando por el funk y coqueteando con el sonido de las “big bands”; así como con el carisma de Manuel Ángel Mart, que a pesar de la enfermedad que lo tuvo en vilo, siempre estuvo al frente de la banda demostrando que es un animal de escenario.

5 álbumes, dos maxi singles, un disco de rarezas y un directo completan la magnífica trayectoria discográfica de esta banda irrepetible del rock nacional que se despide ahora con su gira “Fin De Trayecto”, que culminará en la emblemática sala madrileña. “La banda así lo ha querido, un concierto único e histórico en el que, acompañado por muchos de los amigos músicos que han hecho a lo largo de los años, se podrá disfrutar de un recorrido por toda su historia, que se merece al menos haber escrito una pequeña página en el ya extenso libro del rock patrio”, adelantan en la nota que anuncia este singular concierto de despedida.

Gracias por todos estos años de buen rock.

Podéis adquirir ya vuestras entradas en Wegow