Ester Segarra publica Ars Umbra una recopilación de sus mejores fotografías de bandas

Ester Segarra, una de las mejores fotógrafas musicales del mundo, lanzó el pasado 6 de junio Ars Umbra, un libro-disco con sus más destacados trabajos. Una antología que ha sido editada por el sello Season Of Mist en una edición limitada de 500 ejemplares.

“Mucho más que una antología de fotografía musical, Ars Umbra es parte esencial de una colección de música, al igual que los álbumes que la acompañan”, destacan en la presentación de este espectacular trabajo con más de 150 fotografías, que abarcan más de 100 bandas – con textos de acompañamiento escritos por los músicos destacados, detallando las historias detrás de muchas de las imágenes – Ars Umbra captura maravillosamente la energía de una parte importante de la historia del heavy metal.

El ojo creativo detrás de esta colección de fotografías pertenece a la fotógrafa barcelonesa Ester Segarra. Habiendo capturado imágenes de personajes como GHOST, WATAIN, ELECTRIC WIZARD, CATHEDRAL, MAYHEM, KATATONIA, PARADISE LOST, AT THE GATES, CARCASS, DARKTHRONE, ROTTING CHRIST, VENOM, ABBATH, TRIPTYKON, SHINING, BEHEMOTH, entre otros.

Ars Umbra se presenta en un boxset que incluye un libro de tapa dura tamaño vinilo con encuadernación cosida, laminado mate anti-rayas y 220 páginas interiores impresas en papel de lujo (Munken Lynx). La banda sonora se presenta en vinilo negro de 12″ con el lado B grabado, y viene con un código de descarga digital. Embalado en una caja de lujo estampada con papel de plata en caliente, está numerado y limitado a 500 copias para todo el mundo.

Entendiendo el vínculo umbilical entre las artes visuales y la música, Ester encargó una banda sonora para acompañar el libro. Inspirada en un ritual de Macumba al que asistió, la banda sonora instrumental fue escrita e interpretada por Uno Bruniusson (ex-In Solitude, Death Alley, Procession); proporciona un ritmo único y añade otra capa de arte a toda la experiencia de Ars Umbra.

Fotógrafa muy solicitada desde hace varios años, por encargo de artistas, sellos y revistas, Segarra se apartó deliberadamente de su vida cotidiana para dedicarse a la recopilación y creación de Ars Umbra, donde queda patente el talento de esta artista de la fotografía.