El rock también es feminista

EL ROCK TAMBIÉN ES FEMINISTA

 

Hoy, 8 de marzo, es el Día Internacional de la Mujer. En España se ha convocado a la huelga feminista, donde 5,3 millones de personas han salido a la calle, abandonando sus puestos de trabajo (quiénes por fortuna lo tienen, a pesar de que en la mayoría de casos abunde la precariedad) para reivindicar un mundo más igualitario, al que nos hemos sumado el equipo de Rock I+D, que ha estado presente, de alguna u otra forma, en la protesta.

Es por lo que un día como hoy toca reivindicar a la mujer, y los valores feministas, que poco a poco parecen permear en una industria musical hasta ahora basada en ideas patriarcales y retrógadas, que han afectado a la mujer roquera, a la periodista roquera, a la fotógrafa roquera, a la ilustradora roquera, a la técnico roquera, etc. Porque la acción de las mujeres dentro del rock, sea cual sea su profesión o dedicación, tiene una importancia capital para conseguir la tan ansiada igualdad, sí, también en el mundo de la música rock, aunque no sea tan visible.

En Rock I+D tenemos especial interés en hablar de la mujer en el rock. En darle la importancia y el reconocimiento que se merecen. Nuestras noticias sobre músicos mujeres cubren casi la mitad de la actualidad diaria de nuestra revista, realizando debates donde hemos puesto el acento en la mujer dentro del rock, publicando un número especial abordando este tema (que podéis ver y leer en este enlace https://issuu.com/revistarock-id/docs/rock_i_d_-_nu__mero_3__definitiva_), contando con la participación de nuestras colaboradoras, a las que tanto agradecemos su impecable trabajo.

Portada Nº 3 Rock I+D censurada en redes sociales en septiembre de 2015)

La imagen de la mujer en el rock, por todos es sabido, ha quedado desde los inicios vinculada al sexismo y a la irrelevancia. Janis Joplin, Patti Smith, Shirley Manson, Doro Pesch, Angela Gosow, PJ Harvey, y cientos de cantantes y compositoras más, han sido un faro de luz entre tanta oscuridad, un ejemplo de integridad y lucha por demostrar que siendo mujeres también podían alcanzar las máximas cotas de calidad y éxito en la música, cosa que en el mundo hipermasculinizado del rock siempre fue (y es) difícil de reconocer. Seamos sinceros, la mujer ha cumplido un papel secundario de groupie, de comparsa, de mero objeto sexual dentro de la industria musical, y por supuesto dentro del rock y el metal. ¡Ya basta!

Quiero destacar dos noticias que este año nos han generado sensaciones encontradas, y que evidencian que nos encontramos en un momento de transición y de cambio. Por un lado, la despreciable conducta del dueño de un pub inglés que prohibió la actuación de bandas femeninas sobre la premisa de que sus clientes no querían ver bandas lideradas por mujeres, porque las mujeres no saben cantar canciones de rock; a la esperanzadora noticia de la cantante transgénero de metal extremo, Danica Roem, la primera mujer trasngénero en ganar unas elecciones en Estados Unidos.

Ahora más que nunca debemos apoyar la lucha feminista para conseguir, juntos, un mundo igualitario, justo y abierto; un mundo en el que músicos hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades, el mismo trato y el mismo reconocimiento. Queremos disfrutar del talento de ellas, y del talento de ellos. Nos da igual de quién, porque en el fondo todos nos encontramos remando en el mismo barco. El rock, música reivindicativa por antonomasia, nos une más que nunca en este sentido. Hagamos todo lo posible para que la igualdad entre mujeres y hombres sea una realidad.

 

Xisco García, director de Rock I+D