El nuevo trip hop de Forest Swords estará en Madrid el próximo viernes

Forest Swords estarán este viernes en Madrid presentando “Compassion”, el reciente álbum del músico inglés Mathew Barnes. Será el 1 de diciembre en la sala Caracol de Madrid.

Forest  Swords vendrá a presentar su segundo álbum, “Compassion”, publicado a principios de mayo por el sello Ninja Tune, su nueva casa discográfica. El músico es originario de Wirral (localidad cercana a Liverpool), quien se enmascara con el alias de Forest Swords, su proyecto personal donde desarrolla su música llena de  “ritmos inspirados en el hip hop, sampleados atmosféricos y guitarras oníricas”.

“El conjunto resultante evoca lo ancestral a través de lo moderno. Hay ahora muchos más productores “de habitación” (ese término) que hace un lustro, cuando el llamado “witch-house” (house de hechiceros / o house embrujado, si nos ponemos literales) empezó a sacar la cabeza y se convirtió en uno de los géneros hipsters por excelencia. Pero pocos tan buenos como él”, nos explican.

Y es que fue hace siete años cuando salió su EP “Dagger Paths” -que fue ”la joya oculta de 2010” para el diario The Guardian-. Antes también había publicado, en 2009, otro EP autoeditado y dos singles (en casete). Tras esa cosecha llegó su primer álbum, “Engravings” (2013), que lo catapultó a lo alto del “bedroom sound”. En resumen: es el suyo un nuevo trip-hop, profundo y reconocible con drones perturbadores, guitarras complejas (que llegan del post-punk), un bajo abisal y percusiones que vapulean. Y todo eso combinado con voces brumosas. Posiblemente, la mejor réplica a esas muescas urbanas tan desoladoras de Burial en su “prime time”.

Luego, en verano de 2016, Forest Swords soltó las riendas del EP “Shrine. Original Dance Score”, que incluía la banda sonora que compuso para un espectáculo de danza (que se estrenó en enero del año pasado en Liverpool), protagonizado por seis piezas suyas basadas en sonidos provenientes de la respiración y del cuerpo humano, que eran, en palabras de su creador, “procesados y secuenciados para crear un mundo claustrofóbico de texturas y ritmos físicos, antes de que gradualmente vayan abriéndose hacia un clímax eufórico”. Un lanzamiento que deslumbró. El pasado mes de marzo sacó el single “The Highest Flood”, que le sirvió para debutar en Ninja Tune y también como avanzadilla de “Compassion”, en cuyos diez temas su autor pone más el foco en los elementos orgánicos de su música.