Datos agridulces en el informe de la UFI “La industria musical independiente”

La asociación UFI, que representa a los sellos independientes españoles, ha publicado el informe La industria musical independiente 2017. Este informe ha sido concebido como un anexo al informe elaborado por la Red Mundial de Independientes, WIN, que fue publicado el pasado octubre 2017.

Si en el primer informe se arrojaron datos positivos, con un incremento del 0,9% en la cuota global de mercado de la música grabada por parte de los sellos independientes en el último año, llegando hasta el 38,4%, en España la situación no se presenta tan positiva, ya que la cuota de mercado en 2016 disminuyó en detrimento de las 3 compañías multinacionales, posicionándose en un 15% de cuota de mercado.

Sin embargo, a pesar de ello, “el 75% de las compañías musicales independientes ha aumentado su cifra total de negocio el pasado ejercicio, lo que significa que continúan diversificando sus actividades y logran paliar con la flexibilidad y creatividad que caracteriza a este tipo de empresas los retos que se les presentan”, comentan desde UFI.

La industria musical independiente 2017, ha sido elaborado en base a las aportaciones de las distintas empresas asociadas a la UFI, desde las más grandes a las más pequeñas; una muestra que refleja que casi la mitad de las compañías musicales independientes tienen su sede en Madrid; su media de antigüedad se eleva a los 15 años; suelen tener entre 5 o 6 empleados de medias en la plantilla y una media de 7 artistas en activo; y en 2016 llegaron a publicar casi 2000 disco.

Otros datos relevantes nos muestran información sobre las fuentes de ingresos, en las que el 34% de la facturación de las compañías musicales independientes proceden de fuentes distintas a la música grabada, como la contratación de conciertos, la organización de eventos o los derechos editoriales. Aunque los ingresos por usos digitales siguen aumentando, las ventas de soportes físicos todavía los superan, con un 29% frente al 24%. De los 50,38 millones de euros de facturación anual, un 25% son exportaciones de productos y servicios. Un 94% de las empresas cuenta con empresas independientes para distribuir los discos, y un 69% con agregadores independientes para la distribución digital, mientas que el resto lo hace a través de multinacionales o sus filiales.

Los sellos independientes, según la UFI “continúan produciendo y promoviendo la mayor parte de novedades musicales, las propuestas más arriesgadas, emergentes y diversas. Contribuyen a la generación de empleo, a la creación de cultura y riqueza económica de nuestro país, y su inversión es esencial para desarrollar las carreras de los artistas y que éstos puedan llegar a los fans que buscan algo distinto al mainstream que copa la mayor parte de los medios de comunicación”.

Podéis encontrar todos los datos en el siguiente enlace.