Crisix: “Somos soñadores natos y no queremos dejar de serlo nunca.”

Crisix llevan ondeando la bandera del thrash metal con orgullo y ambición. Ahora cumplen 10 años de carrera y de que mejor forma que publicando nuevo álbum, Against The Odds (Listenable Records), una muestra del incombustible espíritu de los barceloneses. También el álbum ha servido como un auto-homenaje al tesón y a la ilusión de una banda que no tiene límites, y a la que veremos consolidarse, más allá de nuestras fronteras, en este 2018. Nos atiende BB Plaza, guitarrista de la banda, para certificar que son unos incansables metaleros dispuestos a comerse el mundo.

Fotografía de Pep Bonet

– ¿Cómo va la espera antes de la publicación de Against The Odds? ¿Cuáles son vuestras primeras impresiones del disco?

La espera la verdad es que ha sido muy corta acostumbrados con otros trabajos anteriores donde sí que habíamos estado más de medio año con el master en un cajón esperando a ser lanzado. Una de las ventajas de contar con un sello como Listenable Records es que los lanzamientos los tenemos programados a muchos meses vista así que está vez fue recibir el master final del disco y enviarlo directo al sello para empezar la campaña de promoción y la fabricación. Durante estos días previos hemos estado hasta arriba de curro preparando los nuevos singles, videoclips, diseño gráfico y web, tienda online y un sinfín de cosas.

 

– El título del álbum es bastante reivindicativo. ¿Es el momento de dejar bien claro quienes sois Crisix?

Este 2018 este proyecto cumplirá ni más ni menos que una década. Sin duda los diez años más intensos de nuestras vidas llenos de emociones y experiencias que jamás hubiéramos soñado vivir. Diez años escribiendo nuestra propia historia, paso a paso, concierto a concierto y con una dedicación total por parte de los cinco componentes. Against The Odds es un mensaje sencillo: seguimos siendo los de siempre, más hambrientos que nunca y con una dirección bien clara, contra viento y marea.

– El single que habéis adelantado, “Get Out Of My Head”, suena muy contundente, en la onda de From Blue To Black en cuanto a sonido. ¿Aquel álbum ha marcado de alguna forma el presente de la banda a nivel musical?

From Blue to Black fue nuestro primer paso serio a nivel profesional, nuestro primer lanzamiento mundial a través de un sello tan importante como Listenable Records, conocido por gestar en un su día a bandas como Gojira y Aborted. Against The Odds sigue la línea de ‘FBTB’ pero llevándola a otros niveles, experimentando con nuevos registros vocales y nuevos sonidos instrumentales más graves, combinados con la adrenalina de nuestra raíz en el thrash metal.

– En el videoclip interpretáis, con mucha sorna y a vuestra forma, el circo detrás de los talent shows, quedando un video muy gracioso y a la vez crítico. ¿Era vuestra intención ridiculizar este tipo de formato televisivo?

La idea sobre todo era criticar como este tipo de formatos televisivos dan cobertura en su mayoría a los espectáculos más llamativos que van a hacer subir la audiencia. Por desgracia cuando me refiero a llamativo no acompaña la palabra talento, la audiencia cuando ve estos programas prefieren ver espectáculos de circo antes que ver personas con talento musical de verdad. Sólo hace falta ver los jurados que participan en talent shows escandinavos, donde encuentras variados músicos profesionales de la talla de Nightwish por ejemplo, y se respeta mucho más los estilos alternativos por parte de jurado y público.

 

– Se me hace complicado hablar de Crisix como banda de thrash, a secas, sobre todo con la llegada de vuestro nuevo disco. Quizá en vuestros inicios sí que quedaba más patente vuestra adscripción al género, pero ahora ¿dónde os situaríais?

La raíz de la banda es el thrash metal, eso es innegable, pero nos encanta la música, sea el género que sea, y eso a nivel compositivo naturalmente lo plasmamos en nuestra música. Las etiquetas nos dan bastante igual, tocamos la música que nos hace sentir.

– Habéis anunciado las fechas de vuestra inminente gira por Europa, con la sorpresa de que seréis teloneros de la mítica banda de rap metal Body Count. Tiene que ser un flipe compartir escenario con una figura histórica de la música como Ice T.

La verdad es que con este nuevo disco estamos dando pasos de gigante en nuestra carrera, no solamente por tocar en los mejores festivales de metal en Europa como Hellfest, Alcatraz o Download Festival, o tener el privilegio de abrir para uno de los cantantes más mediáticos de Hollywood como Ice T. Este año podemos decir con la cabeza bien alta que vamos a ser la primera banda de thrash metal estatal en pisar Estados Unidos. Va a ser un 2018 lleno de grandes emociones, ¡Os lo aseguro!

Fotografía de Pep Bonet

– En el teaser para Against The Odd se habla de los diez años de la banda con aire, en cierta forma, nostálgico. ¿Qué recordáis de vuestros inicios?

Tenemos un gran recuerdo de nuestros inicios. Empezamos a mediados de 2008 y desde el primer día, a pesar de ser muy renacuajos, nos tomamos el proyecto muy muy en serio. Fue tal nuestra dedicación que al cabo de un año estábamos tocando en el festival de metal más grande del mundo, Wacken Open Air. Después de eso todo fue rodado, tanto la composición de nuestro primer disco The Menace, trabajar codo a codo con un productor de tal calibre como Waldemar Schoryta (Grip Inc, Moonspell) y viajar a Alemania a los Stage One Studios para mezclar y masterizar el disco con uno de los mejores en nuestro estilo, Andy Classen. Recuerdo esa época con una gran sonrisa, ya que todo, absolutamente todo, era nuevo para nosotros, y se abría ante nosotros un gran y apasionante mundo en la industria de la música. Llegar donde estamos hoy no ha sido nada fácil ni nadie nos ha regalado nada. Es un mundo muy sacrificado y que requiere toda tu dedicación ‘’24/7’’ y si quieres seguir y subir escalones solo lo puedas hacer siendo el mejor, da igual que haya grupos que toquen mejor que tú, que canten mejor que tú o que toquen más fechas que tú. Si no te crees que eres el mejor, y que tienes algo bueno que enseñarle al mundo, te vas a quedar atrás.

 

– En estos años habéis pasado malos y buenos momentos con los sellos discográficos. ¿Cómo es vuestra relación con este parte de la industria musical?

Ahora mismo tenemos un gran equipo detrás y estamos muy orgullosos del punto y estabilidad donde hemos llegado ahora. Una de las varias claves del éxito para una banda musical es tener detrás un buen equipo humano capaz de garantizar el mejor funcionamiento, promoción y distribución de su música. Desde From Blue To Black contamos con Ana y Bastian en la cabeza a nivel de management musical, los cuales están haciendo un trabajo espectacular. También contamos con Listenable Records en nuestras espaldas, sello francés sobradamente conocido por gestar a bandas como Gojira y Aborted. Cuando firmamos contrato con ellos Crisix dio un paso más allá, íbamos a sacar nuestros discos a nivel mundial, y eso exigía un rigor de trabajo mayor a nivel de promoción y muchos factores a la hora de sacar un disco. La unión entre una buena discográfica con una buena agencia de management son dos pilares cruciales para cualquier banda de música. La industria musical es la jungla, y ya se sabe que en la jungla es mejor no meterse solo. Hemos aprendido mucho a lo largo de estos años y estamos muy contentos con el trabajo que han hecho nuestras agencias y discográficas posteriores, pero al igual que la banda ha ido evolucionando, también ha evolucionado su equipo técnico. Creo que es un paso natural en cualquier empresa, dejando de lado el ámbito profesional, tenemos la suerte de seguir en contacto con todas las personas que nos han acompañado en el camino y saben lo agradecidos que estamos con el trabajo que han hecho ayudándonos a estar donde estamos hoy. Eso es indiscutible.

 

– ¿Cómo sería el futuro soñado de Crisix?

Nuestro presente actual fue el futuro inimaginable que soñábamos cuando empezábamos a tocar con nuestros instrumentos, y por ello estamos muy agradecidos por la oportunidad que estamos viviendo y somos conscientes del privilegio que tenemos entre manos. Aun así es importante tener hambre, sin ambición no hay crecimiento, y algo que siempre ha caracterizado a Crisix es nuestra alta ambición siempre tocando con los pies el suelo. Somos soñadores natos y no queremos dejar de serlo nunca.