Estrenamos nuestra sección “Clouds & Camps” con la entrevista a Narcoleptica, nombre bajo el que actua la compositora e intérprete Beatriz Vaca, creadora inquieta y constante, nuevo referente de la música experimental nacional, que en los últimos años no ha dejado de girar por toda la geografía española presentando su onírico directo. Conversamos con ella para conocer más acerca de su trabajo e intentar arrojar un poco de luz sobre la realidad de los jóvenes compositores de nuestro país.

 

¿Cuál es tu relación con la música rock y cómo llegas hasta la experimentación sonora?

Creo que el proceso no ha respondido a una evolución del rock hacia lo experimental sino que mi acercamiento al sonido siempre ha sido un experimento, desde el desconocimiento y la sorpresa. En cuanto a resultados, hay algunas canciones que encajarían más fácilmente en el género, con su verso-estribillo (más acentuado en formaciones con banda, especialmente en mi primer grupo Narcoleptic Truth), y otras más difusas en su forma e instrumentación.

 

¿Qué buscas transmitir a través de tu música?

Más que transmitir o expresar, mi intención es construir un espacio sonoro donde una serie de emociones, ideas, recuerdos, etc. sean posibles. Persigo esos espacios de posibilidad. Durante los directos, cuando algunos sonidos empiezan a producirse y me afectan (como oyente) puedo responder (como productora) desde la verdad del momento, evitando así la imposición que supondría el interpretar un repertorio con una narración concreta. Trato de huir de la representación y simplemente mostrar y presentarme, con todo lo acumulado, pero desde lo que soy ese día.

Podríamos decir que eres un “animal de escenario”, ya son muchos los conciertos que has dado con Narcoleptica y aún sigues confirmando fechas. ¿Qué te supone subir a un escenario?

Narcoleptica se ha convertido en una propuesta de directo porque es el mejor formato que he encontrado para activar el concepto de “la verdad del momento” del que te hablaba con anterioridad. Es el mecanismo que hace que cobre sentido. Me fascina descubrir qué puede pasar en cada lugar donde toco con el material que llevo y el que se produce por retroalimentación con el espacio y las personas que lo comparten.

 ¿Ahora mismo estás involucrada en otro proyecto distinto a Narcoleptica?

Mantengo Narcoleptica como proyecto unipersonal de forma extremadamente celosa porque lo considero intrínseco a mi persona, pero colaboro constantemente con otros artistas en diversas formaciones y colaboraciones. Actualmente, toco en el grupo Temblor Esencial (de las cenizas de Hielo en Varsovia), en los grupos de improvisación La Petite Mort y Kleine Kätze, en el grupo teatral Las Hipókritas y en el proyecto multidisciplinar Traslaciones Sonográficas junto a Javier García Herrero.

En Rock I+D estamos muy pendientes de las vanguardias del rock y los nuevos sonidos alrededor del género. ¿Crees que el rock ha llegado a su límite o aún queda margen de innovación?

No creo que pueda existir límite alguno en el sonido / la música. Si acaso en el término: el género o adjetivo que queramos usar para definir o clasificar de alguna forma lo que ya existe antes que la palabra. Confío en que no dejaremos de sorprendernos, entre otras cosas porque lo que se está produciendo ahora mismo es inabarcable (y sumándole todo lo ya producido y lo que vendrá). Más que por géneros, la superación de “límites” y lo que se considera innovador creo que es un proceso interno de cada oyente. Lo interesante y mágico de esa evolución, paralela a nuestra vida, es que para cada persona sigue una trayectoria, un orden y una lógica que es un misterio para el resto.

Respecto de la música experimental, como pasa con la clásica, existe un debate entre los defensores de que ésta se abra al público y se haga entendible, y los que afirman que debería ser solo para oyentes exigentes y formados. ¿Qué piensas?

Más que formación creo que se necesita interés. De todas formas, hay muchos estratos de escucha, y estoy segura de que cada persona escucha “su” música (en el sentido de que su escucha construye la canción y no al revés). Esa escucha estará determinada por su experiencia, su percepción, el momento en el que se produce, el entorno, la atención, etc.

Has realizado algunos talleres en los que enseñas algunas técnicas como el looping. ¿En qué consiste esto del looping?

Live-looping es la técnica de grabar y reproducir sonidos en tiempo real. Me interesa usar el live-looping como recurso creativo, en contraposición a lo que podría ser jugar a “mujer orquesta”. En los talleres tomamos consciencia de cómo afecta a la composición y la puesta en escena, la fractura temporal que se produce, el empleo del tiempo de vida como material artístico. Al igual que hago en mis conciertos, se desarrolla simultáneamente la práctica (con los pedales y programas de audio) y la reflexión (sobre el tiempo, los hallazgos, la elección, etc.).

Después de The Abyss (2012) no has publicado ningún álbum ni EP, ¿estás trabajando en algo nuevo

Sí, de hecho The Abyss contiene más canciones de las cuales sólo he publicado de forma digital un avance. No consigo encajar en la lógica de la industria de: componer- grabar-presentar en vivo lo grabado. Me interesa más hacer una división clara entre lo que toco en vivo (que sólo se puede escuchar en los conciertos) y lo grabado (un registro de lo que ya no se puede escuchar en directo). Así que planeo editar todas esas piezas que ya no conservo en los sets de directo a modo de archivo extraño de lo que fue. Y digo extraño porque las grabaciones tampoco se corresponden exactamente a cómo sonaban en vivo, sino que son collages de diversas capas de sonidos/tiempos.

Para finalizar, nos gustaría conocer cuáles son tus referentes musicales (y no musicales) a día de hoy.

Ahora mismo estoy obsesionada con las composiciones histriónicas de John Maus, la electrónica de Smerz y las producciones de Holly Herndon, Arca, Ben Frost. Como claro referente de los inicios de Narcoleptica estaría sin duda “The Mess We Made” de Matt Elliott. Y escuchando a Grouper tengo recuerdos de otras vidas.