Blusa – K

 

Blusa – K (2017, Nooirax Producciones)

“Blusa dibuja paisajes sonoros, cuyas texturas lubrican unos engranajes milimétricamente pensados para transmitir”

La música instrumental ha estado en boga desde el principio de los tiempos, como las bandas sonoras que encajan a la perfección dentro del film para las que fueron realizadas; pero a su vez por sí misma transmiten sentimientos, emociones e imágenes que van más allá de nuestra imaginación. Y en el caso que reseñamos hoy, el post rock instrumental de los sevillanos Blusa, ocurre lo mismo, embriagan y transportan tu mente por decenas de sensaciones con un trabajo donde la estructura musical esta encajada al más mínimo detalle para comunicarse con nosotros y con el resto del mundo.

K, es su último trabajo, grabado en Estudio 335 de Sevilla, el cuarto de su carrera, y lo hacen en forma de trío, tras su aclamado ¡Toca breakbeat, perro!, en el que abandonaban la electrónica para pasarse a un set acústico intimista. Ahora vuelven más fuertes que nunca, donde las programaciones de Curro Molina (también bajo y diseño artístico), aportan fuerza y vigor a cada canción, apoyando la inmersión continua con unas guitarras a cargo de Daniel Barja envolventes, enigmáticas y muy ambientales, encajando a la perfección con la sutil percusión de Antonio Ortiz. Blusa, dibuja paisajes sonoros, cuyas texturas lubrican unos engranajes milimétricamente pensados para transmitir.

“2#” recrea ese toque sureño con guitarras envolventes y una dinámica marcada por las programaciones altivas, mientras que con “3#” se atreven con una pieza donde el space rock aflora en otra dimensión, guiada por los riffs en su primera parte y aportándonos un cambio de gran calidad. Ellos son una banda de contrastes y en “6#” nos lo dejan claro con una base de jazz/fusión que denota creatividad máxima y que se sale un poco de la tónica general del álbum.

No voy a hablar más del apartado musical, el cual has de comprobarlo por ti mismo, pero si voy a mencionar mis dos temas preferidos, los cuales condensan la esencia de su música y sirven como resumen musical, “7#” y “#10 + #11”, consiguiendouna atmosfera casi perfecta, con delicados giros de post rock, space rock y shoegaze, insertados en unas estructuras progresivas y crecientes, encajadas a la perfección donde los detalles de grupos como Mono, Pelican o God is an Astronaut quedan reflejados en una experiencia sensitiva única. Un grupo a tener muy en cuenta en el panorama nacional, y por qué no en el resto del mundo.