Un minibar. Música en directo toda la noche. El entorno, siempre cálido, rezuma olor a incienso y campo. Las montañas, al fondo, sorprenden al visitante. Puestos ambulantes. Bares abiertos hasta las tantas de la madrugada. Alguien canta una soleá a pie de calle. Un amor de verano. Una fuente donde decirse cosas al oído. Scarlett, qué quieres de mí. Juan Sin Miedo apura su último cigarrillo. Voces lejanas que se pierden en el horizonte, donde los pájaros huyen hacia los riscos de Sierra Nevada. Venga a los Apartamentos Acapulco y quédese aquí para siempre.

Ellos afirman haberse metido en la música casi por casualidad. Comenzaron a hacer canciones sin ninguna pretensión y este año lanzaron su primer largo, Nuevos Testamentos, publicado por la discográfica El Volcán. Su sonido tiene algo de hipnótico, a camino entre la balada pop y el rasgueo shoegaze. De letras románticas y sencillas, sus canciones, como la bella “Scarlett”, parecen estar destinadas a ser escuchadas en la intimidad del hogar. Otras, como “Qué quieres de mí” o “Romance de verano”, prometen viajes nocturnos por carretera con puntos de destino difuminados e indeterminados.

Provienen, como no podía ser de otra forma, de la escena indie y de la autoedición. Hace poco ofrecieron uno de sus conciertos “más bonitos”, como ellos lo calificaron, en la Plaza Mayor de Valladolid acompañados de la banda granaína por antonomasia, Los Planetas. En los próximos shows, serán teloneros de la banda estadounidense The Pains of Being Pure at Heart. Y, entre otras cosas, están deseando comerse el mundo de los escenarios.

 

 

Sois un grupo relativamente joven. ¿Cómo fue vuestro primer contacto con la música y las razones para fundar un proyecto?

Desde pequeños hemos estado rodeados de música, escuchando los discos de nuestros padres o incluso muchos de nosotros cursando estudios de música. El nacimiento del grupo fue un poco de rebote, nunca pensamos en montar un grupo, simplemente grabamos unas canciones, las subimos a la red y la gente comenzó a llamar.

 

¿Qué sucedió o pudo suceder en los Apartamentos Acapulco?

No sabemos qué sucedió, pensamos que tenemos mucha suerte. Simplemente, como te decía antes, subimos unas canciones a internet y, casi sin pretenderlo, todo comenzó a suceder. A día de hoy podemos decir que estamos cumpliendo un sueño.

 

Hacéis un dream pop atmosférico y condensado que recuerda mucho a la escena noventera de bandas como Galaxie 500, Slowdive o Ride. Al margen de estos, ¿cuáles son los grupos actuales que admiráis y de los que os sentís influenciados?

Siendo de Granada es imposible no mirar a quien tienes detrás. Ciudad de buena música admiramos muchísimo a Los Planetas, Lagartija Nick, Lori Meyers. Es una suerte tenerlos tan cerca, son grupos que hemos visto muchísimo en directo y de alguna forma u otra todos nos han influido. Ahora también escuchamos mucha música de al otro lado del charco. Él Mató A Un Policía Motorizado también es un referente para nosotros, Las Ligas Menores también nos encantan, The Pains of Being Pure at Heart con los que compartiremos gira en octubre, Alvvays…

 

Nuevos Testamentos, vuestro primer disco autoeditado, está grabado en el Refugio Antiaéreo de Granada. ¿Cómo fue el proceso de grabación?

Intentamos que el proceso de grabación fuese lo más parecido a como grabamos los anteriores EPs pero en un estudio. Seguimos los buenos consejos de nuestro técnico de sonido Jaime Beltrán (cantante de Pájaro Jack) y todo fue rodado. Disfrutamos mucho la experiencia viendo como la calidad de nuestras canciones aumentaba en comparación con lo que grabamos nosotros en casa sin ningún tipo de medio.

 

¿Cómo veis el panorama musical granadino en temas de autoedición, propuestas y emprendimiento musical?

El panorama granadino siempre está en buena forma. No paran de salir grupos y más grupos; de hecho, creo que hay más músicos que público para ir a los conciertos. Siempre ha habido un movimiento pop muy visible, pero hay una gran cantidad de propuestas musicales de todo tipo.

 

Contáis con un padrino de gala, J. de Los Planetas. ¿Qué es lo que más habéis aprendido de una figura histórica del indie español como él?

Este año hemos tenido la suerte de poder compartir muchos momentos con J y compañía y siempre intentamos estar muy atentos a todo lo que nos cuentan. Nos dan muy buenos consejos, es un premio para nosotros poder compartir tanto tiempo con ellos, estamos aprendiendo mucho.

 

Nuevos Testamentos es un álbum centrado en los sentimientos. ¿Qué os inspira a la hora de escribir canciones?

Los sentimientos más profundos y universales. Escribimos desde lo más adentro. Son mensajes muy cortos pero que dicen mucho, al menos para nosotros. No nos gusta perdernos en letras que luego hay que descifrar. “Tú me decías que me querías, y era mentira…”

 

 

Sois los teloneros de la banda estadounidense The Pains of Being a Pure Heart. ¿Con qué otra banda, nacional o internacional, os gustaría colaborar?

La verdad es que en ese aspecto estamos teniendo muchísima suerte. En un mismo año acompañar a tres de nuestras bandas favoritas, Los Planetas, El mató a un policía motorizado y ahora a The Pains, es más de lo que hubiésemos imaginado. Puestos a seguir soñando nos encantaría tocar con Slowdive, The Jesus and Mary Chain, Beach House…

 

¿Cómo lleváis el tema de las giras y los conciertos? ¿Preferís el estudio o tocar en directo?

Tocar en directo es lo mejor que hay. Son muchas las horas que pasas conduciendo, mucho esfuerzo, muchos nervios, pero todo queda recompensando cuando te subes al escenario y empiezas a tocar, es el mejor momento de esta “profesión”.

 

¿Cómo fue la experiencia de tocar junto a Los Planetas en Valladolid? ¿Conocíais la ciudad?

Fue genial, nunca habíamos tocado en una plaza mayor y nos pareció una oportunidad única, más en una tan bonita con la Plaza Mayor de Valladolid.

 

Después de haber lanzado un largo y tener una gira por delante, ¿con qué sigue soñando Apartamentos Acapulco?

Con seguir sacando discos y más discos. Una vez abierta la caja de Pandora, no nos imaginamos un futuro si no es rodeado de canciones.