Ala Nunu Leszynska: “Siempre quise crear”

Ala Nunu Leszynska es animadora e ilustradora de Poznań, Polonia. Empezó con creaciones volumétricas desde muy pequeña y siguió con grandes colaboraciones para festivales de animación. Desde hace un tiempo internet la trajo hacia a mí. Os dejo aquí con una entrevista muy divertida y enriquecedora hablando tanto de su pasado como de todos esos procesos tediosos que una artista debe pasar hasta el punto final.

Antes de empezar, muchas gracias por tu amabilidad y por ser parte de este proyecto. Es un placer encontrar personas tan talentosas y emotivas como tú.

Oh wow, gracias por tus amables palabras. Gracias por contactarme

 

Cuéntanos quién eres y cómo empezaste en el mundo de la animación.

Siempre quise crear. Aunque esa palabra puede parecer grande o épica, para mí no lo es. Todo se remonta a mi yo de 4 años jugando con la plastilina. Tengo una foto de esa niña sentada frente a una mesa con una cara extremadamente concentrada, cubierta de pintura y esculpiendo algo que se suponía que era un dinosaurio (pero claramente no lo fue). Y así es como también me veo a día de hoy (risas). Soy hija única, pero no me importó porque me encantaba cuando podía sentarme todo el día y dibujar leones voladores.

Cuando tenía 15 años, fui por primera vez al Animator Festival en Poznań, Polonia y me enamoré de la animación. Conocí a Bill Plympton, vi panoramas de animaciones de todo el mundo que cubrían diferentes técnicas, fue increíble. Desde entonces, se convirtió en mi tradición: Cada cumpleaños iba a Poznań para el festival. En uno de los festivales me armé de valor y fui a ver a George Griffin. Quería mostrarle un guión gráfico que creé en el tren basado en la novela de Cortázar. Tenía 16, tal vez 17. Entonces fui y le pregunté “Hey, hice este guión gráfico, ¿y qué hago ahora? Bueno, ahora lo tomas y lo animas.”

Esa respuesta simplemente me dejó alucinada. No sabía lo que significaba “simplemente animar”. No conocía absolutamente nada sobre barras de sincronización ni software de animación. Mi cerebro no pudo comprenderlo. Podía dibujar, podía hacer algunas cosas simples en Photoshop, pero no podía “simplemente animarlo”.

Sabía que la animación era difícil, pero en aquel momento empecé a pensar que la animación era una especie de magia oscura que sólo puede ser comprendida y hecha por personas que han intercambiado sus almas con el diablo o algo (risas).

Pasé toda mi educación soñando en convertirme en diseñadora gráfica. La primera impresión fue genial seguida de la segunda que fue preguntarme: ¿qué más puedes hacer si te gusta dibujar y quieres ganarte la vida? Durante seis años estuve preparándome, yendo al gimnasio y a la escuela secundaria, además de estudiar para los exámenes en la escuela de diseño gráfico más importante de Polonia, la Academia de Bellas Artes de Varsovia. Finalmente llegaron los exámenes… y no entré. Fui aceptada el mismo año para ir a la Universidad de Artes en Poznań, y fue lo mejor que sucedió en mi vida. Durante los exámenes animé por primera vez en mi vida. Recuerdo que mi cerebro estaba hirviendo cuando trataba de descubrir cómo funciona un humano. ¿Qué pasa con las piernas y qué pasa con los hombros? Horas después de correr como una loca por los pasillos de la escuela, creo que lo entendí. Me alegra muchísimo no haber sido diseñadora gráfica. En vez de discutir con el cliente sobre la posibilidad de mover algo de derecha a izquierda puedo quedarme todo el día sola ¡y jugar con muñecos!

– Tienes una cuenta de Vimeo para tus animaciones/stop motions, pero ¿qué fue primero, la ilustración o el movimiento?

Es una pregunta difícil. ¡Creo que la plastilina! Ahora en serio, siempre me gustó la ilustración y la creación de muñecos. Esa fue y sigue siendo mi forma favorita de pasar el tiempo libre que tengo. Pero solía ser sinestésica hasta la adolescencia tardía. Se dice que todos los niños hasta los 6 años de edad son sinestésicos de una forma u otra, pero sólo unos pocos siguen teniendo esa visión. Tristemente ya no veo colores y formas cuando escucho música, pero lo recuerdo muy vivamente. Creo que es por eso que disfruto tanto al hacer videos musicales, ya que me permiten ver cosas (risas).

– Estoy en constante búsqueda de nuevos artistas y entonces te encontré. Una de las cosas que más me gustó de tu arte fueron las diferentes caras y el desarrollo de tu línea sin colores ¿Qué línea te representa mejor? Y tus planes de futuro ¿incluyen más color para tus animaciones 2D?

¡Oh, gracias! Creo que todo comenzó con Inktober. Es un desafío de 31 días que ocurre cada año en octubre, para lo cual debes dibujar algo a diario sobre un tema con tinta negra. Me encanta cuando internet me dice que pruebe algo a lo que no estoy acostumbrada. No llegué hasta el final pero encontré una nueva forma de dibujar. Realmente me gusta crear piezas detalladas, es como animar. Tienes que realizar pequeñas cosas durante un largo período de tiempo, ladrillo a ladrillo, y sólo cuando las hayas ensamblado todas, puedes ver completa la imagen. Pero también me encanta el color. Ojalá tuviera más tiempo y espacio para hacer más pinturas reales. Actualmente estoy desarrollando una animación en 2D combinando esas sombras negras con colores de neón. Veremos cómo resulta.

– Vi una variedad muy amplia de materiales en tus videos como fieltro, collage, etc. Explícanos cuál es tu técnica favorita y el proceso con el que te sientes más cómoda.

Oh, esa es otra pregunta compleja. Cada técnica tiene sus ventajas y desventajas. También creo que cada proyecto tiene su propia técnica. Anteriormente, me centré especialmente en el stop motion. Te permite jugar con diferentes texturas puedes crear mundos reales y jugar con muñecos, lo cual es increíble. Pero es un tipo de animación técnicamente compleja. Necesitas crear un objeto que pueda pararse, necesitas encontrar una plataforma que te permita movimiento, necesitas tener una luz estable, diferentes lentes para conseguir que cualquier movimiento de la cámara tenga acceso al control deslizante de movimiento enorme y complicado. Al principio detener el movimiento parece algo así como jugar con muñecas, pero cuanto más te involucras y evolucionas, te das cuenta de lo complicado que es. Me tomó dos años y cuatro pantalones cortos crear un ciclo de movimiento de piernas con el que estar satisfecha. Por ahora siento esa gran necesidad de concentrarme en jugar con el movimiento. Ahora estoy centrándome más en la animación dibujada a mano por lo mencionado anteriormente. Aún así, he recibido una nueva propuesta de animación stop motion, pero es un secreto por ahora, ¡shhhhh!. Antes acabaré de desarrollar el corto 2D actual y volveréis a ver otro trabajo silencioso de títeres.

– El sonido es muy importante en tu trabajo final, que es lo que te inspira a encontrar la combinación perfecta?

Como dije antes, solía ser sinestésica hasta los 13 años o algo así. Significaba que la música y los números tenían formas y colores específicos para mí. Ya no lo siento así, pero puedo recordar esa sensación. A veces era horrible. Por ejemplo, cada vez que escuchaba cierta música, veía barro desagradable y púrpura, pero la mayoría de las veces fue realmente divertido. No me siento bien cuando tengo que hablar con un grupo repleto de gente y la animación me permite actuar sin revelarme.

 

– T/Aboret te eligió para filmar un video musical, ¡qué honor! ¿Qué podrías contarnos sobre esta experiencia?

Fueron encantadores, son personas muy agradables. Me enviaron un mensaje junto con la canción contándome la historia detrás de ésta. Trataba del miedo a vivir como seres humanos. Caminé por la ciudad durante una semana con la canción en mis auriculares y supe que se trataba de algo que sale de la nada, por lo que la idea pasó por esos cambios extremos, intentando convertirse en algo, pero terminó disolviéndose en la nada, hasta que finalmente la banda y yo nos reunimos y les gustó mucho la idea y los bocetos conceptuales, así que comencé a desarrollarla. Ellos tenían muy claras las imágenes sobre su trabajo, así que fuimos y vinimos durante bastante tiempo. No empezó como algo en blanco y negro, iba a ser azulado y dibujado con lápiz negro, pero aún así estoy muy contenta y orgullosa de que me hayan empujado a buscar una variedad de soluciones.

También fue una oportunidad para desarrollar mi primera animación más larga dibujada a mano. Me encanta animar lo musical, en todos sus aspectos, por lo que hacer animaciones dibujadas a mano y además que no me pusieran ningún límite técnico, me permitió captar con bastante precisión la canción. Ahora T/Aboret está desarrollando un proyecto de arte, con personas con discapacidades mentales, y tuve el placer de crear un conjunto de jingles para su identificación visual por el genial Nat Zaremba.

– Y toda animación tiene una historia. ¿Cómo es el desarrollo de tus guiones gráficos? Por ejemplo, hay mucha rutina dentro de esto. ¿Te gustaría hacer una largometraje o está bien extraer las pequeñas cosas en un cortometraje?

Lo pienso mucho. ¿Me gustaría crear una acción en vivo corta o incluso una característica? No lo sé. Creo que la animación te permite hablar de cosas sin usar palabras. Obliga a la audiencia a experimentar una imagen en el aquí y ahora. Si tuviera que hacer una acción en vivo, me gustaría que fuera co-dirigida por Michel Gondry (risas). La mayoría de mis historias están inspiradas ya sea por la música o una idea simple, que me vino a la cabeza mientras compraba o lavaba los platos. Incluso si no se lo enseño a la audiencia, trato de planear todo ese universo. Por ejemplo, la mamá oso en Ponura Tresura, que se muestra durante cinco segundos en el video final, es una madre sobreprotectora, que intenta probarse a sí misma y al mundo. Pero a su hijo no le importa, la ama y está pasando el mejor momento de su vida en el circo. Me encanta crear detalles que nadie jamás notaría. Pero sé que están ahí.

– Y la parte más importante del resultado final es la edición. Es como magia para el espectador ya que no se da cuenta del esfuerzo que se debe poner en ello. ¿Cuántas horas pasas transformando cada cuadro en movimiento?

Cuando estás creando una animación dibujada a mano, después de meses de trabajo, terminas con una enorme pila de papeles. Sería genial crear un flipbook con más de 3000 fotogramas, pero no sería muy útil (risas). Entonces debes escanearlo todo. Yo soy un poco impaciente y uso el software de stop motion llamado Dragon Frame y con esto sólo tomo fotografías de mis papeles, presionas play y ¡listo! Lo mismo con detener el movimiento. Bueno no, miento. Después de ésto, debes pasar muchas horas editando y componiendo cada toma junto con todos los efectos y el sonido. Debido a que la animación es mucho trabajo, debes tener todo planificado antes, por lo que la edición no suele ser tan mala como la edición de acciones en vivo (normalmente no tienes ningún metraje adicional).

Para Ponura Tresura, antes de crear ningún muñeco creé un animatic dibujado a mano.

Entonces la edición no es tan mala para la animación en vivo. Pero la post producción es un verdadero dolor de cabeza. Por ejemplo, ¿alguna vez te has imaginado cómo hacer saltar a un muñeco? Como no está tocando el suelo, algo tiene que sostenerlo. Todos mis muñecos tienen una plataforma que les ayuda a pararse, caminar, saltar o hacer lo que sea que ellos hagan. Y cuando termina la sesión, tengo que pasar por cada cuadro una vez más y ocultar el equipo…

 

Ponura Tresura es una canción de Makabreski animada hace un año que enviaste a un festival de animación y ganó cuatro premios, una honorable mención y mucho más. ¿Qué nos cuentas sobre esto? Todo lo que puedo decir después de verlo es que es una increíble combinación de historia, música y artesanía. Felicidades.

¡Oh wow, gracias! Se proyectó en cinco continentes (sin contar Antártida) y en más de 40 festivales, lo cual es un verdadero honor. ¡Muchísimas gracias a todas las personas encantadoras que estuvieron a cargo de la selección! Ponura recibió un premio del público, 2 premios mejor video musical y uno para la mejor banda sonora. Todavía no me lo puedo creer.

Me pidieron que creara el video musical a finales de 2015, y tenía que estar terminado para mayo de 2016. Fue una época muy agitada, ya que al mismo tiempo, junto con la publicación electrónica colombiana Manuvo, recibimos un premio Crea Digital 2015 para crear un libro interactivo sobre un joven criptozoólogo, Celestino Patente. Significaba que tenía que crear un libro interactivo completo en 3 meses y luego crear Ponura Tresura en no más de 4 meses. Fue intenso, ¡pero me encantó! Después de planear cada toma (110 en total) en el animatic, creé un libro de personajes, donde diseñé y describí cada personaje que iba a protagonizar el video musical. Hay más de 20. Luego tuve que crear todos los conjuntos y accesorios, averiguar qué tipo de lentes usar para cada toma, etc. La animación en sí misma era la mejor parte. Tuve la suerte que el promotor de la pieza fue el profesor Hieronim Neumann, que es un increíble director de películas experimentales, y que además es bastante directo. Señaló honestamente los defectos de lo que estaba haciendo por entonces y gracias a eso creé algo que me gustó bastante. Siempre es bueno tener a alguien más para ver tu trabajo en progreso. Cuando estás haciendo algo, y especialmente cuando estás animando, tiendes a acostumbrarte tanto a tu idea, que a veces te pierdes y no ves que estás haciendo algo completamente incomprensible.

Estoy muy contenta de haber tenido la oportunidad de contribuir en este proyecto. ¡Y estoy esperando lo que pueda traer el futuro!

Puedes encontrar más información en:

www.vimeo.com/alanunu

www.instagram.com/ala_nunu

www.fb.com/obrazkinunu